Gener, 2010

We’re not Detroit!

Però què animals! Em pensava que era alguna parida youtubera independent, però sembla que és un vídeo publicitari de Cleveland! Toma decoro y respeto! Q bo; quan el vam veure (ja fa tres setmanaes) ens moríem de riure…

Ne són dos, alerta els comentaris

Versió light

Versió animal

Beautiful people

Missatge a Dani.

Si algun dia tinguera webs d dir-li, clar…

Nobody’s right if everybody’s wrong

Nova banda sonora per al treball d’Imaginari (no puc parar d’escoltar-la…)

Buffalo Springfield – For What It’s Worth

There’s something happening here
What it is ain’t exactly clear
There’s a man with a gun over there
Telling me I got to beware
I think it’s time we stop, children, what’s that sound
Everybody look what’s going down
There’s battle lines being drawn
Nobody’s right if everybody’s wrong
Young people speaking their minds
Getting so much resistance from behind
I think it’s time we stop, hey, what’s that sound
Everybody look what’s going down
What a field-day for the heat
A thousand people in the street
Singing songs and carrying signs
Mostly say, hooray for our side
It’s time we stop, hey, what’s that sound
Everybody look what’s going down
Paranoia strikes deep
Into your life it will creep
It starts when you’re always afraid
You step out of line, the man come and take you away
We better stop, hey, what’s that sound
Everybody look what’s going down
Stop, hey, what’s that sound
Everybody look what’s going down
Stop, now, what’s that sound
Everybody look what’s going down
Stop, children, what’s that sound
Everybody look what’s going down

Oio q bo

Açò és or…

Más vale plumífero volador en fosa metacarpiana, que segunda potencia de diez pululando por el espacio.
(Más vale pájaro en mano, que cien volando)

Crustáceo decápodo que pierde su estado de vigilia, es arrastrado por el ímpetu marino.
(Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente)

Relátame con quién deambulas y te manifestaré tu idiosincrasia.
(Dime con quién andas y te diré quién eres)

A perturbación ciclónica en el seno ambiental, rostro jocundo.
(Al mal tiempo, buena cara)

H2O que no has de ingurgitar, permítele que discurra por su cauce.
(Agua que no has de beber, déjala correr)

Ocúpate de la alimentación de las aves córvidas y estas te extirparán las estructuras de las fosas orbitarias que perciben los estímulos visuales.
(Cría cuervos y te sacaran los ojos)

Al globo oftálmico del poseedor, torna obeso el bruto vacuno.
(Al ojo del amo, engorda el ganado)

Quien a ubérrima conífera se adosa, óptima umbría le entolda.
(El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija)

A equino objeto de un obsequio, no se le aquilatan las piezas odontoblásticas.
(A caballo regalado, no se le mira los dientes)

El rumiante cérvido siempre propende al accidente orográfico.
(La cabra siempre tira al monte)

Las exequias con candel son más tolerables.
(Las penas con pan son menos)

No existe adversidad que por sinecura no se trueque.
(No hay mal, que por bien no venga)

La ausencia absoluta de percepción visual torna insensible al órgano cardíaco.
(Ojos que no ven, corazón que no siente)

Al andar maltrecho, aplicarle premura.
(Al mal paso, darle prisa)

El que embriológicamente es traído al mundo con el diámetro antero posterior de la cavidad abdominal aumentado, no logrará reducir su contenido visceral por más intentos forzados extrínsecos de reforzar dicha pared en su infancia.
(El que nace barrigón, ni aunque lo fajen de chiquito).

Cavidad gástrica satisfecha….Víscera cardiaca eufórica….
(Barriga llena, corazón contento)

Existe un felino en cautiverio.
(Aquí hay gato encerrado)

Més en Vivir con humor es mejor, encara que és un poquet… d’un altre costat. No faríem bones migues amb tant de jesuset, antiabortisme, usw.

Per a passar una bona estona

Per als qui estimem un tresor tan senzill com la cal·ligrafia. El pròxim relat hipertextual que faça ha d’anar per ací. Senzill, però agradable. I pot ser molt enginyòs. Un divertit analista (per favor, la mà que n’hi ha al fons… i els gestos mentre espera la resposta…) fa quatre preguntes i, a partir de les respostes estereotopades siggereix el tipus de lletra(d’impremta) que més cassa amb la nostra personalitat. Normalment passe d’aquesta mena de tests, però quan he vist el resultat m’he quedat bocabadada. M’encanta; de totes les possibles solucions, la que m’ha oferit és la que més s’apropa a la meua escriptura.

i arn

MarinaScript-a

És fantàstica!

La millor interpretació que he vist fins ara d’Olympia, o com a mínim la més interessant: Rita Streich fa màgia, però la posada en escena de Natalie Dessay… Quin tip de riure, i quina perfecció! Quina perfecció! Fantàstica! Açò és el que cal, menys poreta i més interpretació.

Per a Martí

Al final Tere s’ha decidit per fer estes:

final copia

Quatre ratlles per al dimarts

Alguna idea per a Martí. No sé com puc perdre el temps d’aquesta manera i no tindre cap remordiment. Menos mal que només tenia dos fulls de llibret i un boli que no furula bé…

centro del universo

conversaciones profundas

bajón

dudas navideñas

Reclamem el dret a l’avorriment!

Però què bé escriu este home. Ací uns textos de Santiago Alba Carrillo. L’autor atorga total llibertat per a reproduir-los.

“Elogio al aburrimiento

“La superioridad del capitalismo

I altres…

Hauré de fer la pròxima entrada un poquet més frívola o acabaré pareixent una persona i tot. Sempre em quedarà Pushing Daisies (més informació sobre la meua obsessió a Tequiela!).

tv_pushing_daisies01

26-11-2009

Elogio del aburrimiento
La Calle del Medio/Rebelión

El capitalismo prohíbe básicamente dos cosas. Una es el regalo. La otra el aburrimiento.

Cuenta Sor Juana Inés de la Cruz, la gran poetisa, monja y feminista mexicana del siglo XVII, que en una ocasión la abadesa del convento de los Jerónimos, a cuya regla estaba sometida, le prohibió leer y escribir y la mandó castigada a la cocina. Allí entre los fogones Juana Inés estudiaba y escribía con la mente; es decir, pensaba. Del huevo y de la manteca, del membrillo y del azúcar, mientras cortaba y amasaba y freía, sacaba una consideración, una reflexión, un hilo interminable de conjeturas, y esto hasta el punto de llegar a afirmar con desafiante ironía en su conocida carta a sor Filotea: “Si Aristóteles hubiera cocinado, habría pensado más y mejor”.

Si a Juana Inés, en lugar de a la cocina, la hubiesen mandado a Disneylandia, donde se hubiese aburrido menos, quizás habría dejado de leer, estudiar y pensar sin ninguna prohibición.

Contaba Rosa Chacel, una de las más grandes novelistas españolas del siglo XX, que en los años cincuenta, mientras redactaba su novela La Sinrazón, tenía la costumbre de pasar horas recostada en un sofá de su salón. La mujer de la limpieza, con la escoba en la mano, le dirigía siempre miradas entre compasivas y reprobatorias: “Si hiciera usted algo, no se aburriría tanto”. Pero es que Rosa Chacel hacía algo: estaba pensando; y hasta cambiar de postura podía distraerla de su introspección o devolverla dolorosamente a la superficie.

Si Rosa Chacel hubiese pasado horas y horas delante de la televisión, y no dentro de sí misma, jamás habría escrito ninguna de sus novelas.

Hay dos formas de impedir pensar a un ser humano: una obligarle a trabajar sin descanso; la otra, obligarle a divertirse sin interrupción. Hace falta estar muy aburrido, es verdad, para ponerse a leer; hace falta estar aburridísimo para ponerse a pensar. ¿Será bueno? ¿Será malo? El aburrimiento es la experiencia del tiempo desnudo, de la duración pastosa en la que se nos enredan las patas, del líquido viscoso en el que flotan los árboles, las casas, la mesa, nuestra silla, nuestra taza de leche. Todos los padres conocemos la angustia de un niño aburrido; todos los que fuimos niños -antes, al menos, de los videojuegos y la televisión- sabemos de la angustia de un niño aburrido pataleando en el ámbar espeso de una tarde que no acaba de morir. No hay nada más trágico que este descubrimiento del tiempo puro, pero quizás tampoco nada más formativo. Decía el poeta Leopardi que “el tedio es la quintaesencia de la sabiduría” y el antropólogo Levi-Strauss, recientemente fallecido, aseguraba haber escrito todos sus libros “contra el tedio mortal”. Uno no olvida jamás los lugares donde se ha aburrido, impresos en la memoria -con grietas y matices- como en el diario de campo de un naturalista. Uno no olvida jamás el ritmo de las cosas, la finitud de los cuerpos, la consistencia real de los cristales, si alguna vez se ha aburrido. “Amo de mi ser las horas oscuras”, decía Rainer María Rilke, porque las oscuras son no sólo la medida de las claras sino la pauta narrativa de unas y de otras. El aburrimiento, sí, es el espinazo de los cuentos, el aura de los descubrimientos, el gancho de toda atención, hacia fuera y hacia dentro.

El capitalismo prohíbe las horas oscuras y para eso tiene que incendiar el mundo. El capitalismo prohíbe el aburrimiento y para eso tiene que impedir al mismo tiempo la soledad y la compañía ¡Ni un solo minuto en la propia cabeza! ¡Ni un solo minuto en el mundo! ¿Dónde entonces? ¿Qué es lo que queda? El mercado; es decir, esa franja mesopotámica abierta entre la mente y las cosas, ancha y ajena, donde la televisión está siempre encendida, donde la música está siempre sonando, donde las luces siempre destellan, donde las vitrinas están siempre llenas, donde los teléfonos celulares están siempre llamando, donde incluso las pausas, las transiciones, las esperas, nos proporcionan siempre una emoción nueva. El capitalismo lo tolera todo, menos el aburrimiento. Tolera el crimen, la mentira, la corrupción, la frivolidad, la crueldad, pero no el tedio. Berlusconi nos hace reír, las decapitaciones en directo son entretenidas, la mafia es emocionante. ¿Cuál era el peor defecto de la URRS, lo que los europeos nunca pudimos perdonarle, lo que nos convenció realmente de su fracaso? Que era un país muy aburrido.

Eso que el filósofo Stiegler ha llamado la “proletarización del tiempo libre”, es decir, la expropiación no sólo de nuestros medios de producción sino también de nuestros instrumentos de placer y conocimiento, representa el mayor negocio del planeta. El sector de los video-juegos, por ejemplo, mueve 1.400 millones de euros en España y 47.000 millones de dólares en todo el mundo; el llamado “ocio digital” más de 177.000 millones de euros; la “industria del entretenimiento” en general -televisión, cine, música, revistas, parques temáticos, internet, etc- suma ya 2 billones de dólares anuales. “Divertir” quiere decir: separar, arrastrar lejos, llevar en otra dirección. Nos divierten. “Distraer” quiere decir: dirigir hacia otra parte, desviar, hacer caer en otro lugar. Nos distraen. “Entretener” quiere decir: mantener ocupado a alguien en un hueco donde no hay nada para que nunca llegue a su destino. Nos entretienen. ¿Qué nos roban? El tiempo mismo, que es lo que da valor a todos los productos, mentales o materiales.

El capitalismo y su industria del entretenimiento construyen todo lo contrario de una cultura del ocio. En griego, ocio se decía “skhole”, de donde viene la palabra “escuela”. El proceso es más bien el inverso, pues la escuela misma -la cocina del pensamiento, el fogón del tiempo, donde Juana Inés y Rosa Chacel horneaban sus obras- ha claudicado a la lógica del entretenimiento. Ahora no se trata de comprender o de conocer sino de conseguir que, en cualquier caso, la escuela y la universidad no sean menos divertidas que la televisión, los vídeo-juegos y Disneylandia. ¿Los alumnos estarán más atentos si los maestros utilizan pizarras electrónicas? ¿Aprenderán mejor inglés en internet con Marina Orlova, la escultural filóloga rusa en minifalda? ¿Sabrán más matemáticas o latín si acuden a la universidad de Bolonia atraídos no por sus programas y profesores sino por las cuatro modelos de cuerpos zigzagueantes contratadas para los carteles publicitarios? Lo que es seguro es que, con esta lógica, que es la del mercado, los profesores llevan todas las de perder: Aristóteles y la física cuántica nunca podrán rivalizar con Shakira y la última play-station.

Según una reciente encuesta, uno de cada veinte niños británicos están convencidos de que Hitler fue un entrenador de fútbol y uno de cada cinco creen que Auschwitz es un Parque Temático. Para muchos de ellos el Holocausto es el nombre de una fiesta.

Quizás deberíamos aburrirnos un poco más.

Súper Klein

Ací tinc una mena de resum de La doctrina del xoc. És una entrevista a Naomi Klein ja fa dos anyets, però pot servir per a Corrents…

Part 1 Part 2 Part 3

bebé

I un detallet per a Amparito:

The Shock Doctrine (en castellano)

N’hi ha alguna xerrada més per ahí, però ja va bé.

I ja posats, un poquet d’Oliver Stone (arran de la peli South of the border; he d’aconseguir-la!) i de Sean Penn.

Oh my got d’aigua, ja només falten Michael Moore (alerta al que serà la seua pròxima peli per webs) i Súper-Polanyi…

chavezwoodo

Very interesting

Encara q caldria mirar qui es troba darrere d’esta pàgina, que mai es sap.

OpenSecrets.org - Center for Responsive Politics

Woco! Google va donar un suport considerabilísssim a la campanya d’Obama!!!! Més del que va rebre Bush fill del màxim contribuent en el finançament de la campanya de 2004!